ESCUCHA ESTA NOTICIA

Tucson (EE.UU.), 28 may (EFE).- Con una quinta parte del electorado de Arizona, los latinos se debaten entre el aborto y la migración a la hora de sufragar por Donald Trump o Joe Biden este noviembre, en un estado fronterizo con México que en 2020 dio una gran sorpresa al otorgar el triunfo al demócrata en medio de las falsas acusaciones de fraude electoral del republicano.

El que tradicionalmente había sido un estado «rojo» fiel al Partido Republicano, este año puede definir con sus 11 votos electorales el camino a la Casa Blanca y el dominio del Senado, que se disputan la trumpista Kari Lake y el congresista latino Rubén Gallego.

En Arizona, la revancha Trump-Biden está enfrascada como en buena parte del país en el aborto y la migración, y con los latinos en la mira de competencia cerrada como las que se prevén en este estado.

Unos 855.000 latinos votarán en Arizona, el 20 % del total del electorado del estado, según proyecciones de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO).

Un promedio de las encuestas recientes indica que el expresidente Trump (2017-2021) lidera el estado con unos 4 puntos porcentuales frente al presidente y candidato Biden.

«No sabemos quiénes son las personas que están respondiendo estas encuestas, pero sí sabemos que será una contienda muy cerrada por lo que nuestra comunidad no se puede dar el lujo de quedarse sin votar», dijo a EFE Betty Villegas, legisladora estatal demócrata de Arizona.

«No podemos permitir que Trump vuelva a ocupar la Presidencia», agregó Villegas.

«Sin duda Arizona es un estado decisivo, más que nunca el voto latino cuenta», enfatizó.

NALEO estima que en las presidenciales de 2020 los hispanos representaron un cuarto del total del electorado que salió a votar. Sin embargo, latinos como Carmen Salazar, que siempre ha votado demócrata, no está segura de que lo hará.

«No ha habido ningún alivio migratorio para nuestra comunidad, algo que hemos esperado por décadas», dijo la madre de dos hijos.

Salazar considera que ni Biden, ni Trump tienen el bienestar de los latinos en sus planes.

Entre tanto, Karla Sánchez, de origen mexicano, dice que votará por Trump al criticar la política migratoria de Biden y el alto costo de la vivienda y la canasta familiar.

«No es una traición a otros latinos, es mi derecho a elegir a la persona que yo creo es mejor para mi familia y mi país», dijo a EFE  Sánchez.

«Apoyo la migración, sin embargo bajo Biden hemos visto que están dejando entrar pandilleros, gente con un récord criminal y sin embargo no apoyan a los migrantes indocumentados que tienen años en este país trabajando y pagando sus impuestos», manifestó.

El aborto y la latinas

Según el Instituto Nacional de Latinas para la Justicia Reproductiva, cerca de 6,7 millones de latinas (43 %) de todas las hispanas en edad reproductiva viven en uno de los 26 estados con restricciones al aborto.

En Arizona, donde el aborto está prohibido a partir de las 15 semanas, las latinas sufren además desigualdades de acceso a la atención médica, incluida la atención preventiva de salud reproductiva.

Las latinas en Arizona, Texas y Florida, donde el aborto está prohibido, representan un tercio de todas las latinas en edad reproductiva del país.

Para la legisladora estatal Stephanie S. Hamilton, una de las autoras de una ley que revocó temporalmente una medida de Arizona de 1864 revivida este año y que eliminaba prácticamente aborto, este tema es crucial en la elección.

La demócrata hizo un llamado a votar por Biden al considerar que cualquier lucha puede ser revertida por Trump.

«Estos esfuerzos pueden ser inútiles si Trump es electo nuevamente presidente, sabemos que él está en contra del aborto y con una sola firma podría terminar con las protecciones que se logren», dijo a EFE Hamilton.

Grupos que defienden el derecho al aborto recolectan firmas en Arizona para que sean los votantes los que decidan sobre la prohibición.

Amanda Zurawski dijo a EFE que en 2023 le negaron tener un aborto bajo una ley de Texas cuando tuvo complicaciones a las 18 semanas de embarazo.

«Estuve muy cerca de la muerte, sufrí un shock séptico antes de que los médicos me proporcionaran el cuidado médico que necesitaba», dijo Zurawski durante en evento de campaña de Biden en Tucson (Arizona).

Las leyes que restringen el aborto es varios estados han entrado en vigor después de que en 2022 el Supremo de EE.UU., con tres jueces conservadores nominados por Trump, eliminara el fallo ‘Roe contra Wade’ que durante medio siglo había protegido los derechos reproductivos de las mujeres. EFE

Posted in Política

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas